El Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación perteneciente a la Ley Reguladora de Jurisdicción Social de España, tiene el objetivo de armonizar la relación entre empresarios y trabajadores entorno a desacuerdos en materia laboral. La conciliación ante el SMAC es un requisito previo para acceder al procedimiento judicial.

Conflictos colectivos, clasificación profesional, despidos, resoluciones de contrato, reclamaciones de cantidad, sanciones disciplinarias y reconocimiento de derechos en general (suscritos en contratos), son los casos que aplican para conciliación ante el SMAC, sin embargo, existen materias que no requieren de este paso previo al procedimiento judicial laboral.