Una vez completada la parte declarativa de un proceso, se pasa a la etapa definitiva o culminante donde se hace efectivo lo dispuesto en la sentencia, esta fase se conoce como Ejecución, y está bajo la responsabilidad de un juez o tribunal.

El procedimiento jurisdiccional ejecutivo debe ser de conocimiento de las partes. En caso de incumplimiento, la parte afectada podrá hacer valer su derecho y solicitar al juez que se cumpla lo establecido en la resolución judicial. Esto último es el objetivo de esta fase del procedimiento en donde el juez deberá adoptar las medidas adecuadas para que ambas partes acaten lo dispuesto en la resolución.