Es la convalidación de veredictos dictados fuera de España. Por lo general, este permiso de validez de una sentencia, permite al solicitante acceder a un beneficio o evitar un perjuicio. Españoles y extranjeros que tengan residencia legal dentro del territorio español gozan de legitimidad para exigir un Exequátur.

El proceso llevado a cabo para reconocer el valor de un dictamen proveniente de un país extranjero no actúa sobre el fondo del mismo, solo verifica el contenido en función de su compatibilidad con el sistema legal del país ante el cual se solicita, en miras de evitar contradicciones con la legislación interna.