Concede la autorización de residencia y trabajo por un año computable para gestionar nacionalidad, a extranjeros en situación de excepcional peligro en su país de origen, siempre y cuando esta condición tenga sustento acreditable.