-¿Y me dices, Alberto, que allí donde tú vives, no llueve casi cada día como aquí en Irlanda?

-No, Domingo, aquí lo mismo se pasan tres o cuatro meses sin que llueva, es un clima bastante seco, aunque no es desierto, vamos, porque hay días más frescos, se nota el rocío, las nubes se posan en las laderas de las montañas, y con eso hay muchas zonas verdes, con pinos, y otras zonas más secas.

-Entonces, es más tropical que esto aquí, ¿no?

-Claro chamo, esto es como un paraíso, llueve poco, lo justo para limpiar el aire, y el sol es como si lo tuviéramos asegurado todo el año.

-Yo lo que más extraño es el tema de la comida, Alberto, estoy harto de comer verduras y papas hervidas y cosas raras. Y no te digo nada de las bebidas, porque aquí todo es cerveza negra y whisky, que no te digo yo que no sean buenos, pero al final cansa. No te imaginas lo que daría por una buena cerveza rubia…

-¿Dices tú como la Polar que me estoy tomando ahora?, que mientras hablo contigo por teléfono acabo de abrir una, doradita, fresca, para el calorcito que tenemos aquí…

-Domingo, por Dios, que me vas a matar de envidia.

-Ya, me imagino, y si te digo que acabo de llegar de una arepera que hay aquí carca de casa, donde hacen unas arepas de reina pepiada que te mueres, y unas cachapas que ni las de mi madre, entonces sí que te pongo verde de envidia.

-¡¡¡Dios mío, arepas!!!

-Sí, y cachapas, como te dije, y empanadas, y maltín y cerveza Polar, y…

-Calla, por Dios, si al final va a resultar que me he venido a vivir al sitio equivocado.

-No Alberto, que va, no hay sitios equivocados para vivir, claro que si la comida es la misma que en nuestra Venezuela, si hablamos el mismo idioma, si cuando digo “chamo” todos saben lo que quiero decir, si para los naturales de aquí no soy “el extranjero” sino uno más, claro que creo que este es el sitio correcto si te tienes que ir de Venezuela, claro que tu Irlanda, verde, con lluvias refrescantes, con cerveza negra amarga, y con comidas exóticas, tiene que tener su encanto, ¿no?

-Sí, sí, pero mira, ¿me puedes dar el teléfono o el correo de esos abogados amigos tuyos que son expertos en temas de extranjería?…

-Claro chamo, si al final siempre supe que acabarías viniendo… apunta ahí, anda, antes de que se me caliente la Polar ésta, jajajaja…

Albania Oyarzun.

CategoryUncategorized
Write a comment:

*

Your email address will not be published.