Al menos 14 días antes de la llegada.

Bruselas propone facilitar la entrada en la UE de viajeros vacunados en otros países.

El Ejecutivo aboga por «permitir la entrada a la UE por motivos no esenciales a personas procedentes de países con una buena situación epidemiológica y a los vacunados»

La Comisión Europea ha propuesto este lunes abrir las fronteras exteriores de la Unión Europea a partir de junio para los viajeros que hayan recibido su vacuna en países terceros. “Los Estados miembros deben permitir el viaje a la UE de aquellas personas que hayan recibido, al menos 14 días antes de la llegada, la última dosis recomendada de una vacuna que haya recibido la autorización de comercialización en la UE”, señala el Ejecutivo comunitario en un comunicado publicado este lunes por la mañana.

Esta medida llega un año después de que los Veintisiete decidieran prohibir los viajes desde países terceros. En los primeros compases de la pandemia, ante el temor que existía en la Comisión Europea de que los Estados miembros cerraran sus fronteras, dañando el espacio Schengen, el Ejecutivo comunitario propuso a cambio el cierre de fronteras exteriores. Solamente podrían entrar dentro de la UE los ciudadanos de unos pocos países con una situación epidemiológica buena y aquellos que pudieran justificar que se trataba de un viaje esencial.

La Unión Europea se prepara ahora para la temporada de verano con el objetivo de agilizar el movimiento de europeos entre países dentro del bloque. Grecia, Italia y España fueron tres de los países que lideraron el esfuerzo por poner las bases para permitir salvar la temporada de verano. Sus economías dependen de que vuelvan a llegar turistas a sus playas y monumentos. Parte del esfuerzo que se está realizando para reactivar el turismo es la puesta en marcha de un “pasaporte verde”, que permitirá a las personas vacunadas o inmunizadas por haber pasado la enfermedad, así como las que hayan realizado un test PCR, poder viajar sin afrontar restricciones como nuevos test o cuarentena, aunque dependerá de cada Estado miembro establecer los beneficios que obtendrán los viajeros que cuenten con dicho documento.

Bruselas también solicita a las capitales un equilibrio entre lo que exigen a los viajeros europeos y lo que imponen a los de países terceros. “Si los Estados miembros deciden renunciar a los requisitos para presentar una prueba de PCR negativa y / o someterse a cuarentena para las personas vacunadas en su territorio, también deben renunciar a dichos requisitos para los viajeros vacunados de fuera de la UE”, señala el comunicado publicado este lunes.

Para el caso de los niños, que todavía no tienen acceso a la vacunación, Bruselas subraya que “deben poder viajar con sus padres vacunados si tienen una prueba PCR negativa tomada como mínimo 72 horas antes. En estos casos, los Estados miembros podrían exigir pruebas adicionales después de la llegada”. El asunto debe ser ahora discutido este martes 4 de mayo en el marco del dispositivo de la UE de Respuesta Política Integrada a las Crisis (RPIC) del Consejo, y al día siguiente será debatido por los embajadores permanentes ante la Unión Europea.

Freno de emergencia.

Lo que ha demostrado la pandemia es que es fundamental poder responder rápido ante una situación que empeora a gran velocidad. Por eso la Comisión Europea propone un “freno de emergencia” que permitirá que si se detecta una variante de preocupación o si empeora rápidamente la situación epidemiológica de un país tercero, “un Estado miembro puede suspender urgente y temporalmente todos los viajes de ida y vuelta de ciudadanos no pertenecientes a la UE que residan en dicho país”, con las excepciones de los viajes esenciales.

Además, la Comisión Europea ha pedido que se amplíe la lista de países desde los cuales se puede viajar a la Unión Europea. Actualmente solo hay siete países incluidos en una “lista verde” a cuyos ciudadanos se les permite viajar a territorio comunitario: Australia, Nueva Zelanda, Ruanda, Singapur, Corea del Sur, Tailandia y China (en el caso chino únicamente si aplica la misma medida para los viajeros europeos). Esta lista se elabora teniendo en cuenta los países que tienen buenos datos epidemiológicos, es decir, menos de 100 contagiados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

La Comisión Europea propone flexibilizar algo más esos estándares porque, recuerda el Ejecutivo comunitario, actualmente la situación epidemiológica de la Unión Europea es mucho peor, y se sitúa por encima de los 420 casos por cada 100.000 habitantes.

Fuente: El Confidencial

Por Nacho Alarcón. Bruselas

03/05/2021

Write a comment:

*

Your email address will not be published.