Trabajar para que en Marruecos se reconozcan derechos fundamentales para las familias. Esa es la labor que realiza en estos momentos la abogada almeriense, Isabel Bonilla, que preside la comisión del Derecho de Familia del VIII Foro Hispano Marroquí de Juristas que permite la colaboración estrecha con los juristas marroquíes para lograr alcanzar sus objetivos en el Derecho de Familia que pasan por la creación de la Asociación Marroquí de Juristas de Familia. 

La reforma judicial que se está desarrollando en Marruecos está permitiendo que se den pasos importantes en Derecho de Familia, una parcela del derecho relacionada directamente con España ya que afecta a matrimonios mixtos, a sus familias y, por supuesto, a sus hijos. Debido a su trascendencia, el VIII foro Hispano Marroquí, celebrado durante la semana pasada en Marrakech, destinó una comisión en exclusiva para abordar esta cuestión. 

La comisión, presidida por la almeriense Isabel Bonilla, tenía como principal objetivo poner toda la experiencia de la Asociación Española de Abogados de Familia al servicio del país vecino para que pueda crear su propia Asociación de Juristas de Familia. Desde la Asociación de Abogados de Familia de España, una de las más grandes del mundo con 1.400 abogados, «hemos contribuido de manera activa a conseguir este propósito aportando a nuestros colegas del país vecino toda nuestra experiencia, información en materia de jurisprudencia, doctrina y documentación» explica Isabel Bonilla. 

Bonilla reconoce la trascendencia del momento que «se vivió con emoción en Marrakech, ya que la interrelación entre todos los participantes fue increíble, las ganas de estrechar lazos y de colaborar, además éramos conscientes de que estábamos asistiendo a un momento histórico en la reforma del derecho de familia en Marruecos». De hecho y según avanza la experta en derecho de familia, la semilla que se plantó ya ha dado sus frutos porque se ha creado un Comité Constituyente de esa futura asociación . 

Tras su paso por el foro hispano marroquí, la Asociación Española de Abogados de Familia se muestra totalmente satisfecha ya que «se han cubierto con creces nuestras expectativas y, aunque hay detrás un enorme trabajo de todos los compañeros, el esfuerzo ha merecido la pena», valora la abogada almeriense. Bonilla recuerda que «es la primera vez que se lleva a cabo una cooperación real en el ámbito asociativo de juristas del derecho de familia español y el marroquí». 

Las conclusiones, ponencias y documentación aportada en este foro se traducirán por primera vez al árabe y serán, sin duda, una herramienta clave y muy útil en el proceso de reforma judicial emprendido por el país alhauí. Es un ejemplo de que «el intercambio de experiencias de países de distintas culturas es posible para alcanzar objetivos comunes y el entendimiento es absolutamente necesario porque se trata de familias que sufren y no podemos mirar hacia otro lado» concluye Isabel Bonilla.

Pages: 1 2
Write a comment:

*

Your email address will not be published.