Según Real Decreto, toda persona que tenga nacionalidad española debe contar con un Número de Identificación Fiscal (NIF), por medio del cual podrá hacer trámites y relacionarse con la Agencia Estatal de Administración Tributaria. En este sentido, el modelo de solicitud para persona física es el numero 030.

Si un ciudadano español con residencia en el extranjero, ha de permanecer en España por menos de 6 meses, y no posee el Documento Nacional de Identidad, deberá solicitar a la Administración Tributaria la asignación de un NIF, para efectos de realizar operaciones tributarias.

Con respecto a personas jurídicas y entidades sin personalidad jurídica, la gestión del NIF exige la presentación de estatutos sociales y documento de constitución junto a la planilla personalizada en modelo 036, y en caso de ser necesario deberá tener la Certificación de su inscripción en un Registro Público.