Esta tarjeta otorga el derecho a residencia y trabajo por 5 años, más la posibilidad de computar ese tiempo para tramitar la nacionalidad.
Este beneficio es aplicable a personas vinculadas por consanguinidad o afinidad a persona con nacionalidad legal de algún país de la Unión Europea.