Los funcionarios tendrán entre sus propios compañeros a ‘delatores’, que avisarán a los jefes de personal e inspectores de trabajo si cumplen o no el nuevo horario laboral aprobado por el Gobierno en diciembre. A partir de ahora, todas las administraciones contarán con dos empleados en cada departamento encargados de controlar y  registrar las entradas y salidas de todos los empleados públicos.

Pages: 1 2
CategoryEspaña
Write a comment:

*

Your email address will not be published.