-¡Dios que susto!

-¿Qué te pasa, Paco?

-Ay María, que pesadilla… soñé que estábamos en un país donde un partido político lo controlaba todo, donde los periódicos eran objeto de censura si criticaban al gobierno y habían expropiaciones forzosas, sin compensación, que la moneda nacional no servía para nada, que la riqueza del país se había esfumado en manos de unos cuantos que decían trabajar para los pobres.

-Pero Paco, ¿y eso?

-Nada, nada, que soñé que si hablabas en contra del gobierno, te caían encima cuarenta “partidarios”, acusándote de ser un ricachón, miembro de una casta de chupasangres, vaya pesadilla… y que todo era política, que o estabas “con ellos” o “contra ellos”, ufff….

-Paco, ¡qué me dices?

-Ay Mari, que en mi pesadilla los “progresistas” y los “revolucionarios” eran los únicos que conseguían trabajo, que si no eras adicto al régimen, te buscaban la manera de echarte de tu trabajo, de quitarte tus propiedades, y que al final, estábamos en una cola laaaarga, que le daba la vuelta a la esquina, para comprar cuatro rollos de papel higiénico en un supermercado en el que cuando entramos sólo habían filas y filas del mismo producto en las estanterías, y salían unos tipos en el telediario diciendo que “eso del desabastecimiento es una patraña inventada por los especuladores y los reaccionarios que intentan ocultar la realidad de un país donde ahora se vive mejor que hace 20 años”, mientras lo aplaudían unos tipos con camisas de colores…

-Paco, por Dios, que hace ya años que nos fuimos de Venezuela, que ya todo eso, nos pilla muy lejos, por suerte ahora vivimos aquí, y esto es otro mundo, otro estilo, otro concepto… En España nunca habrá un gobierno que elimine libertades de expresión, ni expropie a los dueños de las casas para dárselas a otros de su cuerda política, o que nacionalice empresas privadas sin compensación, eso aquí no PODEMOS ni creer que pueda pasar.

-Si Mary, tienes razón, vamos, a dormir un poco más, ahora que todavía PODEMOS dormir tranquilos, y que todo eso no es más que una pesadilla muy,  muy lejana… ¿no?

Albania Oyarzun.

CategoryUncategorized
Write a comment:

*

Your email address will not be published.